domingo, 13 de septiembre de 2015

Normas de intervención quirúrgica

Antes de la cirugía

No se deben utilizar maquillajes o productos cosméticos en los ojos ni en la cara desde una semana antes de la cirugía. Tampoco es aconsejable llevar esmalte de uñas.

Varios días antes de la cirugía deben lavarse cuidadosamente los párpados y las pestañas dos veces al día con un jabón neutro y aclararse con abundante agua. Dicho jabón neutro lo receta el oftalmólogo y se compra en la farmacia.Por razones de asepsia, los pacientes deberán ducharse antes de venir a la clínica.

No se deben utilizar maquillajes o productos cosméticos en los ojos ni en la cara desde una semana antes de la cirugía. Tampoco es aconsejable llevar esmalte de uñas.No se deben tomar alimentos 6 horas antes de la cirugía y tampoco se deben tomar líquidos 3 horas antes de la intervención. En pacientes diabéticos se hará una valoración de cada caso particular. No se deben llevar alimentos a la clínica.

Se debe acudir a la clínica acompañados de un adulto responsable. Al ingresar deben traer camisón o pijama y zapatillas. Se aconseja no llevar joyas. La mayoría de medicamentos se pueden seguir tomando hasta el mismo día de la intervención pero antes deben ser valorados por el equipo quirúrgico. Se debe llevar una lista de los medicamentos que tomen y si es posible los prospectos. Requieren consideración especial los que toman anticoagulantes (sintrom, aspirinas).

Deben poner en conocimiento del equipo médico las intervenciones y enfermedades previas, especialmente si son contagiosas (SIDA, hepatitis), los hábitos tóxicos (alcohol, tabaco, drogas) y la existencia de alergias (medicamentos, gotas, anestésicos) que pudieran incrementar el riesgo quirúrgico.

Es muy importante notificar la aparición de cambios en los últimos días (gripe, fiebre, medicaciones) especialmente los observados a nivel ocular (enrojecimiento, secrecciones) aunque hayan aparecido en el ojo que no se deba operar.

La legislación española vigente obliga a firmar un consentimiento informado antes de cualquier cirugía. No existe cirugía sin riesgos. Los pacientes necesitan aceptar los riesgos de la cirugía antes de someterse a ella. La única manera de evitar todas las complicaciones quirúrgicas es no operarse.

Después de la cirugía

Una vez dado de alta médica, el paciente abandonará la clínica obligatoriamente acompañado por un familiar o persona adulta de su confianza. Para volver a casa es preferible el coche particular conducido por un adulto responsable o el taxi. No se aconseja el uso de transporte público (autobús, metro o tren)

Al llegar a casa podrá comer normalmente pero sin excesos y preferiblemenete alimentos fáciles de digerir. En ningún caso se tomarán bebidas alcohólicas durante las 24 horas posteriores a la cirugía.
Todos los pacientes recibirán instrucciones antes de proceder al alta médica, que deberán seguir escrupulosamente. Se debe evitar compresiones sobre el ojo operado. Por ello se deben colocar protectores oculares cuando se indiquen y dormir con la cabeza hacia arriba o reposando sobre el lado del ojo no operado. No se debe tocar ni frotar el ojo.

Todos los operados deben ser controlados al día siguiente de la cirugía. Usualmente se prescriben colirios y pomadas que deben administrarse según las normas descritas en el capítulo siguiente. Sólo deberá emplearse la medicación ocular prescrita por el oftalmólogo.

Como norma podrán seguir con los medicamentos que tomaban antes de la intervención para otras enfermedades generales. En caso de duda deberán consultarlo con el médico.

Deben ponerse en contacto con nuestro equipo médico, si presentan después de la cirugía fiebre elevada, dolor ocular o de cabeza que no cede con calmantes, alteraciones importantes en la visión o supuración ocular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario